Armadura de Sangre

Llevo un tiempo dirigiendo una campaña de Pathfinder. Uno de los jugadores lleva a un paladín. Cuando llevas dirigiendo el tiempo suficiente, es inevitable. Este paladín es un tanto especial. Tiene sangre ‘vikinga’, y cuando ayudé al jugador a diseñar su transfondo, decidimos crear una guardia de élite, cuyo cometido consistía en defender una serie de pueblos en el norte. ¿El norte de qué? Bueno, estamos en Golarion, asi que hablamos de las Tierras de los Reyes Linnorm. En ésta, mi versión particular, Estrid la Blanca, con la ayuda de la iglesia de Torag, fundó este cuerpo de paladines para defender algunos pueblos dentro de los límites de su reino.

Siendo de raza ulfen, a éste paladín en concreto le permito salidas de tono que tal vez no le permitiría a otro paladín. Se me ocurrió, a raíz de cierta compra que hizo en un mercado negro (sí, un paladín comprando en un mercado negro porque, a veces, el fin justifica los medios). Una armadura.

Soy fan de berserk, no voy a negarlo. El día que se vuelva a publicar un tomo de la serie en España me dará una apoplejía de la emoción. Así que se me ocurrió que la armadura podía estar maldita. La cosa funciona así: si el portador de la armadura entra en un estado de furia, tal que un bárbaro o un berserker, la armadura se alimenta de la sangre del mismo a cambio de más poder. Nada que temer. Un paladín entrando en furia es un disparate.

Y… yastá. Gracias por leerme. ¡Buenas noches!

Que no, no te vayas aún… Resulta que el hechicero del grupo es de linaje boreal. El linaje boreal, entre sus muchas características que giran en torno al tema del frío y la nieve, gana el conjuro de Furia a 5º nivel. Tal y como supuse, no es un conjuro que uno piense en lanzar constantemente con un paladín en el grupo. Hubo que esperar varios meses a que el hechicero se viera lo suficientemente desesperado, y decidiera que o el honor del paladín o la vida.

– Yo le lanzo Furia al paladín…

Ok, esto fue un golpe bajo. El combate estaba resultando más complicado de lo que habían anticipado, pero nada les había preparado para uno de los suyos convertido en una bestia sanguinaria. No hubo víctimas que lamentar, y pudieron despertar al paladín de su trance. Pero un momento de tensión así no tiene precio, sobre todo cuando es una situación que lleva meses cociéndose a fuego lento. La moraleja aqui es aprovecha las migajas que te den los jugadores, por pequeñas que sean. Y sé paciente. Y para quien le pueda interesar, ahora sí, la armadura.


Armadura de los Reyes de Sangre

Precio variable, nadie la vende al mismo precio; Espacio armadura; NL —; Peso —; Aura abjuración moderada

DESCRIPCIÓN

Esta armadura fue forjada a partir de metal procedente de meteoritos por Subakesh, un antiguo caudillo numerio. Dicen que su furia en combate no tenía parangón, y que incluso sus aliados lo temían en combate, pues cuando caía presa de la bruma roja no discernía amigo de enemigo. No se trata de un alarde de artesanía arcana, sino un golpe de azar. El metal con el que esta armadura fue creada está imbuída por los restos de la conciencia de un ser primigenio, enloquecido tanto por su aprisionamiento y hambre eternos.

Cuando subakesh murió fue enterrado en un túmulo con su armadura, sus armas, su caballo, 20 de sus mujeres, gran parte de sus sirvientes y decenas de bandidos que, con el tiempo, sucumbieron presa de las trampas que Subakesh diseñó personalmente diseñó. Alguno, no obstante, consiguió escapar. Uno de ellos tuvo la suerte (o la desgracia) de escapar con la armadura como trofeo. Desde entonces, no está muy claro por cuantas manos ha pasado este artefacto, pero podrías contar con los dedos de una mano las personas capaces de reconocerlo por lo que es realmente.

Esta armadura actúa bajo circunstancias normales como una armadura completa +2, además de ser más ligera de lo que aparenta (reduce el penalizador por armadura a -3, y la probabilidad de fallo arcano a 20%). La verdadera naturaleza de la armadura se revela en el momento en que su portador entra en Furia. Al comienzo de la misma, el portador pierde una cantidad de puntos de golpe igual a su nivel. La armadura se comunica con la víctima durante el proceso, e induce en ella un estado extático. A partir de ese momento, los bonificadores y penalizadores otorgados por la Furia aumentan en un 50%.

La armadura permite realizar un mordisco como acción de ataque (daño 1d8+2+FUE). La armadura sana al portador por una cantidad de puntos de golpe igual al daño causado por el mordisco.

Una vez el portador acaba con lo que él considera enemigos, y si hay alguna criatura en un radio de 50 metros, debe realizar una TS de Voluntad CD 20 durante cada asalto para salir del estado de Furia (si es lo que desea), o continuar combatiendo hasta ser el único luchador en pié.

Por supuesto, la armadura formará un vínculo con el portador en el momento de beber su sangre: el personaje se irá volviendo más irascible con el tiempo, y responderá a provocaciones con mucha más facilidad que de costumbre. Un contacto prolongado con este artefacto saca la parte más animal del portador a relucir. Sólo mediante un conjuro de Quitar Maldición o similar se puede romper el vínculo.


Y poco más. Cualquier duda, comentario o crítica, como siempre, serán recibidas con serias amenazas a la integridad de vuestros personajes.

Ilustración por legendary-memory

7 comentarios en “Armadura de Sangre

  1. Cómo otro Fan de Berserk esta armadura va a salir fijo en la próxima aventura que jugemos (se la enseñaré a mi master) muy chulo el blog, visualmente es una gozada. Animo y sigue así

    Un saludo

  2. Me presento. Ashrand. El hechicero que considero que la solución al tan arduo combate era lanzarle furia al paladín jajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *