OST – Excepciones

Hoy, como cada viernes, Música. Siempre insisto mucho en que una de las misiones que tiene la música que elijas para una partida debe ser la de acompañar de la mano a los jugadores al interior del mundo que has tejido, pero sin molestar. La música no es protagonista, sino que refuerza el marco en que suceden las aventuras.

Sin embargo, hay veces que puedes hacer excepciones. No es habitual, pero a veces me gusta empezar la sesión con un pequeño opening. A ver, una aclaración: soy un adicto a los cliffhanger. Por si te suena a chino, un cliffhanger es cuando acabas la sesión en un momento tenso, con un misterio asomando la cabeza por detrás de la esquina, o con uno (o más) de los personajes a punto de cascarla. Y hasta la semana que viene. Ésto, que quizás pueda parecer frustrante  para los jugadores, es una técnica perfectamente válida para tenerlos enganchados. Si funciona en otros medios, ¿por qué no en un juego de rol?

Y, si puedes aplicar técnicas como ésa a tu partida, ¿por qué no un opening? ¿O un ending? ¿Te ves capaz de elegir una canción que no sea instrumental para acentuar un momento dramático? Hoy te traigo algunos ejemplos que espero que te inspiren para crear tu propia banda sonora.

Rockeons & Dragons

A ver: Richard Donner hizo ya la prueba, cuando, para Lady Halcón, decidió que quería que Alan Parsons Project se encargara de ponerle música a su proyecto. Alan Parsons se negó. Así que su segunda opción, Andrew Powell, reunió a casi todos los musicos habituales de Alan Parsons Project y compuso una banda sonora única, teniendo en cuenta el tipo de película de la que se trataba.

Así que ¿por qué no? Comienza la aventura y los personajes están a punto de participar en una serie de pruebas letales en las que además participan varios antagonistas. Su némesis, un asesino al que odian a muerte, pronuncia una sarta de amenazas tópicas y vacias mientras suena esto…

…la escena da paso al inicio de las pruebas, la música tiende un puente entre ambas escenas, y los jugadores tratan de decidir cómo se van a enfrentar al reto.

Foo Fighters

Es muy probable que Foo Fighters sea la respuesta correcta a muchas preguntas, incluso no relacionadas con la música. Esta canción la elegí como ending de una de las aventuras de mi campaña por dos razones. La primera es ese tono melancólico que la canción mantiene de principio a fin. La segunda es porque quería darles a los jugadores la sensación de que no sólo acababa la aventura sino la campaña.

Y dio resultado: después de la que liaron, y de meter la pata a base de bien, uno de los jugadores sólo pudo decir “joder, parece que se acaba ya todo…” ¿Ves? No hay nada como un buen cliffhanger.

Vampiro: Las Vegas

Vale, ésta, técnicamente, no debería de contar, porque no la he usado aún. Estaba escribiendo una crónica para Vampiro en que pensaba transportar a mis jugadores a Las Vegas. Debían interpretar a gente de poco fiar que debe favores a la persona equivocada y acaba trabajando para el príncipe de Las Vegas. Estaba escribiendo cuando saltó en mi reproductor. La crónica no se ha jugado aún, pero si alguna vez llego a dirigirla éste sería su opening.

Dhuram

Ya le dediqué una entrada a la líder de cierto culto al que mis jugadores se enfrentaban. Tras un año de campaña al fin le echaban el guante a uno de sus odiados enemigos. O, más bien, al revés. Los cogió casi desprevenidos, saliendo de unas ruínas, con menos recursos disponibles de los que les hubiera gustado. Y, mientras Dhuram les partía los dientes, en Roll20 sonaba ésto.

Ésta era una de esas excepciones que os comentaba: a veces la pista adecuada puede ayudaros a mantener a los jugadores tensos todo el combate y sacarlos de sus casillas.

Requiem por Lord Hampshire

Cierro esta entrada enlazando con el primer vídeo: nos hallamos al final de la aventura, los personajes han completado las pruebas que se les presentaba, sus enemigos yacen muertos alfombrando el templo en el que se desarrolla la historia. Sólo una puerta, y un acertijo en su interior, los separa de una victoria absoluta. Lord Hampshire sólo quería acabar con aquella pesadilla, y testigo de ello fueron una tirada de percepción que falló y la subsiguiente tirada de salvación para evitar la trampa de foso que no supo ver. Hampshire yace ahora decorando las lanzas al final del foso. A título póstumo, el ending de la aventura sería éste.

Solo un consejo más. Cuando te encomiendes a esta tarea maravillosa que es componer una lista de música para tus partidas, sólo debes tener en cuenta cómo quieres que se sientan los jugadores y cómo de seria o no quieres que sea la sesión. Ojo: si te pasas corres el riesgo de transformar tu partida en un capítulo de Anatomía de Grey. Si tienes márgen para salirte del tiesto, sublime: de lo único que se trata, al final, es de que lo paséis bien.

Y eso es todo. La próxima semana más. Os lanzo la pregunta por si os animáis a responder: ¿Qué canción o canciones veis como opening y/o ending de vuestras aventura o campaña actual?

2 comentarios en “OST – Excepciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *