Un Panteón Improvisado

El otro día me encontré por uno de los grupos de Facebook con una entrada que proponía un pequeño desafío

¡Momento de creatividad! Hagamos un panteón de doce dioses, cada dios inspirado en una de las doce clases básicas de D&D 5ed.
¿Qué pinta tendría vuestro panteón?

Nacho Girbés, moderador del grupo de Dungeons & Dragons 5ª Edición, es quien ofrecía el desafío. Saqué un momento y me puse a machacar el teclado. Ésto, lejos de ser un alarde de originalidad, es simplemente un ejercicio de improvisación. Espero que sirva para encender vuestra imaginación. Sois libres de emplearlos en vuestras partidas, modificarlos, o ignorarlos. Ahora bien, todo el mundo sabe que quien ignora a los dioses es o muy necio o muy osado…

Barbaro

Tohmukh, el Padre Cielo, el Morador, la Tormenta. Muchos son los nombres por los que se conoce a Tohmuhk. Los bárbaros rezan a los aspectos más brutales de la naturaleza, y la comunión con el lado salvaje es una necesidad más que una preferencia. Tanto los pueblos salvajes como algunos druidas veneran a Tohmukh y le hacen ofrendas para obtener su favor y apaciguar su ira.

Bardo

Dicen los bardos que la música fue creada por Heseria para expulsar al Silencio. Durante los albores del universo, Heseria y una alianza de dioses combatió a esta entidad que representa el vacío más absoluto. Las nanas que cantan los bardos de esta diosa no sólo duermen a los niños sino que los protegen de cualquier forma de mal. Heseria es la patrona de los bardos, y ama todas las muestras de arte oral.

Brujo

Los brujos no necesitan más seres superiores que aquellos a los que sirven y con quienes firman un pacto. No obstante, muchos siguen una suerte de filosofía, la Unión, o el Nexo, que implica una serie de creencias y prácticas para mantenerse en armonía y tener la mente abierta. No sólo los brujos siguen esta filosofía, ya que existen órdenes monásticas y divinas enfocadas a las prácticas de este sendero.

Clerigo

Existen clérigos dedicados a todos los dioses y creencias. Dicen que, sin importar su religión, todos los clérigos guardan cierto respeto a Itarca, el guardián de las puertas, el que ya existía cuando el resto aún no se había formado. Testigo silencioso de los aconteceres del universo, no se conoce ninguna manifestación de esta deidad en el mundo, pues se mantiene ajeno a todas las cosas. Aun así, nadie le falta al respeto a Itarca.

Druida

Los druidas veneran a los espíritus del bosque, al Padre Argenta, siempre vigilante en la noche, el Cazador Incansable. A Madre Áurea, que da la vida. Sol y luna, siempre persiguiéndose, apenas encontrándose. Cuando lo hacen, dicen que la manifestación de su pasión se hace sentir en el mundo.

Explorador

Todo explorador que se vea en la necesidad de poner una plegaria en sus labios bendice la Suerte. El trabajo duro es parte fundamental para continuar vivo un día más. Pero el Embaucador es el que decide si llueve o no cuando hay que seguir un rastro fresco. Que nieve o no cuando el alimento escasea. El que te pone la zancadilla cuando la fiera te persigue. No jodas al Embaucador.

Guerrero

Taumesh, la Égida Blanca, es la patrona de aquellos guerreros que ponen sus vidas en peligro por salvar las de otros. Tumba es el nombre de aquel que se alimenta de las almas de aquellos que mueren en batalla de manera deshonrosa.

Hechiceros y Magos

Existen hechiceros de diversos linajes, así como hay magos cuyos conocimientos abarcan numerosos dominios. Tanto unos como otros adoran a las Gemelas, cuando hay que hacerlo. Ambas representan la magia en el mundo. Furia y temperamento la una. Templanza y orden la otra. Algunos adoran a una, otros adoran a otra, pero muchos, los más inteligentes, saben que son las caras de una misma moneda, y que no hay que escoger bando.

Monje

No todos los monjes dedican su vida a un ser superior, pero existen órdenes que venera el equilibrio impuesto por el Rakhuma, el Arquitecto, el Planificador. A él pertenece el mundo y todo lo en él hay.

Paladín

Un paladín es el ejemplo de una voluntad tan fuerte que es capaz de manifestar poder verdadero al servicio de su juramento. Los paladines elevan plegarias a los cientos de santos y santas caídos en el desempeño de sus misiones.

Pícaro

Algunos ponen velas al Embaucador, y otros las apagan para que Sombra les de cobijo. Peligroso oficio que requiere patrones igualmente peligrosos.

Si has llegado hasta aquí, espero que este material te sirva de algo, pero ésto es sólo la mitad de la diversión. No te cortes y responde de la manera que te sea más cómoda. Si tuvieras la oportunidad de idearlo: ¿cómo sería tu panteón?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *